Saltar al contenido

Sustentabilidad social

sostenibilidad social
Sustentabilidad social
En términos generales, la sostenibilidad se refiere a la capacidad de satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las nuevas generaciones de satisfacer las suyas en el futuro. El concepto hace hincapié en la búsqueda de un equilibrio entre el respeto al medio ambiente, el crecimiento económico y el bienestar social. Por su parte, la sostenibilidad social pone el foco de la sostenibilidad en el desarrollo vital de grupos sociales específicos. De esta manera, busca fortalecer la cohesión y la estabilidad de las poblaciones. El concepto es particularmente importante cuando se aplica a sectores sociales o poblaciones que están en desventaja en relación con otros, o que están desprotegidos de alguna manera. De ahí que su objetivo central sea el manejo responsable de los recursos, lo que significa asegurar que la actividad humana se desarrolle de manera que no destruya el medio ambiente de las comunidades donde se lleva a cabo. Esto es para garantizar la permanencia a largo plazo de estas comunidades humanas, su estilo de vida y su cultura. De esta manera, la sostenibilidad social y el desarrollo sostenible comparten como principio la idea de que los recursos naturales no pueden ser utilizados sin una cierta racionalidad.

Sustentabilidad social

El primer objetivo de la sostenibilidad social es la búsqueda de la equidad, lo que significa aspirar a la eliminación de la pobreza y a que todos los estratos sociales se beneficien de las virtudes del crecimiento económico.

El reto de lograr la sostenibilidad social implica la satisfacción de las necesidades básicas del individuo, tal como se establece en los principios generales de los tratados internacionales de derechos humanos.

En particular, el concepto de sostenibilidad social implica promover acciones que permitan el cumplimiento de los derechos económicos, políticos, culturales, de género y de equidad racial entre las personas que viven en las distintas regiones del planeta.

De esta manera, la idea de sostenibilidad social significa ejercer el derecho a vivir en un contexto en el que se puedan expresar las potencialidades de cada individuo y la posibilidad de que los ciudadanos interactúen en procesos electivos.

La sostenibilidad social también significa apoyar acciones que sean útiles para la conservación de las tradiciones y los derechos de las comunidades regionales en el territorio donde viven.

Ejemplos y tipos de sostenibilidad

Un ejemplo claro de la aplicación del concepto es el enfoque de las actividades agrícolas y artesanales tradicionales, porque se trata de actividades vinculadas a las comunidades rurales que contienen tradiciones inmateriales de gran valor sociocultural.

Cuando se dan casos de proyectos a realizar en este tipo de comunidades, el enfoque que se aplica para proteger la riqueza de sus tradiciones es el de la sostenibilidad social. De esta manera se garantiza la durabilidad de estas poblaciones y sus formas de trabajo.

Es importante señalar que muy pronto el concepto se extendió y se aplicó a otras áreas de acción. La sostenibilidad surge como respuesta a los abusos contra los entornos naturales (y las comunidades humanas allí presentes) cometidos por la acción de los seres humanos. Por lo tanto, es un concepto que puede extrapolarse a otras actividades sociales.

Hoy en día existen tres tipos fundamentales de sostenibilidad:

  • Sostenibilidad social.
  • Sostenibilidad energética.
  • Sostenibilidad económica.

¿Cuál es la importancia de la sostenibilidad social?

Cada vez es más difícil para el hombre encontrar un equilibrio en su estilo de vida, es decir, entre: conservar los recursos, desarrollarse plenamente y organizarse en la sociedad. Por eso la sostenibilidad social es la base de este equilibrio para llevar una vida mejor y más armoniosa.

La sostenibilidad social significa adoptar una actitud socialmente responsable y dejar a la próxima generación un mundo estable. Se dice que la estrategia de supervivencia de la humanidad y del planeta es decisiva para no obstaculizar una serie de actividades que ya no pueden limitarse sólo a aumentar el beneficio, por mucho que el beneficio sea la matriz productiva de este mismo sistema. Esto significa que los seres humanos no debemos centrarnos sólo en la esfera económica, sino que debemos fomentar la mejora de otras, como la esfera política o cultural.

Condiciones básicas para la sostenibilidad social

  • Promover el ejercicio responsable de la libertad humana.
  • Adoptar valores que generen un comportamiento armonioso con la naturaleza y entre los seres humanos.
  • Mantener un nivel de vida adecuado en la población.
  • Mantener niveles satisfactorios de educación, capacitación y concientización.
  • Garantizar una situación de equidad entre hombres y mujeres.
  • Facilitar la creación y la diversidad cultural.
  • Promover la solidaridad entre las personas y las comunidades.
  • Garantizar espacios de trabajo dignos y estables.

Vídeos de sostenibilidad social