Saltar al contenido

Subproceso económico ambiental

Subproceso economico ambiental
Subproceso económico ambiental
La gestión ambiental tiene por objeto mejorar la calidad de la vida humana. Implica la movilización de recursos y la acción gubernamental para gestionar el uso de los bienes y servicios tanto naturales como económicos. La ordenación del medio ambiente se basa en los principios de la ecología. Utiliza métodos de análisis de sistemas y de resolución de conflictos para distribuir los costos y beneficios de las actividades de desarrollo a las poblaciones afectadas, y trata de proteger las actividades de desarrollo de los peligros naturales. La identificación de conflictos es una de las tareas más importantes en la planificación de la ordenación del medio ambiente, y la resolución de conflictos es una parte fundamental de lo que constituye un “desarrollo ambientalmente racional”.

Importancia del Subproceso económico ambiental

La importancia de la economía del medio ambiente puede resumirse en 3 puntos:

  • Optimización en la explotación de los recursos.
  • Optimización de los medios de gestión ambiental.
  • Optimización de los instrumentos para lograr el desarrollo sostenible.

Posibles acciones para proteger el medio ambiente:

  • Establecer directrices para evaluar las políticas ambientales.
  • Análisis costo-beneficio de nuevos proyectos a largo plazo.
  • Creación de nuevas normas legales para la protección del medio ambiente.
  • Creación de nuevas cifras fiscales para los productores que contaminan.

El buen manejo de los recursos naturales se facilita si hay una valoración económica de los mismos, que en muchos casos es difícil de cuantificar ya que algunos recursos naturales no tienen un precio de mercado establecido.

Hablar de un buen estado de la economía es referirse a la eficiencia que se está teniendo con los recursos disponibles, la economía abarca todas las áreas del trabajo humano porque trata de obtener el máximo resultado en todo lo que hacemos.

En definitiva, la Economía Ambiental es el estudio de los problemas ambientales utilizando las herramientas y la visión de la economía, normalizando las relaciones entre el sistema de producción-consumo y el ecosistema para que el primero pueda seguir utilizando los bienes y servicios proporcionados por el segundo, generación tras generación.

¿Cómo se logra el desarrollo sostenible?

Sin tecnología, sin ciencia, sin leyes y sin políticas adecuadas, no habrá ningún uso razonable de los recursos naturales y ningún impacto mínimo en el medio ambiente.

Por eso la importancia de la Tecnología para el Desarrollo Sostenible es el caso aquí. Existe un creciente consenso sobre la necesidad y la posibilidad de dirigir los esfuerzos de investigación e innovación hacia el logro de tecnologías para el desarrollo sostenible, lo que permitirá, entre otras cosas

  • Búsqueda de nuevas fuentes de energía
  • Prevención de enfermedades y desastres
  • Reducción de las emisiones de gases nocivos
  • Desarrollar un transporte de energía de bajo consumo o limpio

Diferencias entre la Economía Ambiental y la Economía Ecológica

Ambas disciplinas buscan la sostenibilidad, pero utilizan marcos analíticos diferentes. La economía ambiental utiliza un enfoque neoclásico, mientras que la economía ambiental utiliza un enfoque más amplio e interdisciplinario.

La economía ambiental se basa en el análisis de las externalidades negativas y trata de resolver los fallos del mercado.

Algunos critican la metodología ambiental por haber adoptado un enfoque muy cerrado que no permite tener en cuenta cuestiones más amplias para resolver los temas que trata.

A finales de la década de 1980, la economía ecológica surgió para incorporar cuestiones más amplias en el análisis. Creen que los modelos neoclásicos sólo pueden aplicarse a un subconjunto de problemas ecológicos, porque

  • ignoran los límites naturales del crecimiento
  • negar la interdependencia entre la economía y el medio ambiente
  • minimizar la importancia del tiempo

La economía del medio ambiente se basa en un pluralismo metodológico.

La economía ambiental es antropocéntrica mientras que la economía ecológica es más amplia. Por ejemplo, para la economía ambiental, los recursos se consideran escasos si son capaces de ser útiles en general a las personas, mientras que la economía ecológica trata todos los recursos como escasos. De manera similar a la valoración económica, la economía ambiental valora los recursos según las preferencias de las personas, mientras que la economía ecológica los valora de manera diferente, teniendo en cuenta cuestiones que no están necesariamente relacionadas con las preferencias humanas. Esto conduce a diferentes valoraciones y, por lo tanto, a diferentes recomendaciones de política.

Estos son sólo algunos ejemplos, pero también surgen diferencias en cuestiones como el tratamiento de la escasez (relativa o absoluta), el papel de la tecnología, etc.

Vídeos de Subproceso económico ambiental