Saltar al contenido

Sustentabilidad científica

científicos
Sustentabilidad cientifica
El desarrollo sostenible implica pasar de un pensamiento de desarrollo en términos cuantitativos -basado en el crecimiento económico- a uno cualitativo, donde se establecen estrechos vínculos entre los aspectos económicos, sociales y ambientales, en un marco institucional renovado, democrático y participativo, capaz de aprovechar las oportunidades que avanzan simultáneamente en estos tres ámbitos, sin que el avance de uno signifique ir en detrimento del otro.

Sustentabilidad científica

El desarrollo sostenible, para serlo y diferenciarse del simple crecimiento, tecnificación, industrialización, urbanización o aceleración de los ritmos, debe satisfacer ciertas condiciones, además de ser endógeno, es decir, nacido y adaptado a la especificidad local, y autogestionado, es decir, planificado, ejecutado y administrado por los propios sujetos del desarrollo:

  • Sostenibilidad económica, para tener los recursos necesarios para dar persistencia al proceso
  • Sostenibilidad ecológica, para proteger la base de recursos naturales mirando hacia el futuro y protegiendo, al mismo tiempo que se siguen utilizando, los recursos genéticos, (humanos, forestales, pesqueros, microbiológicos) agua y suelo.
  • Sostenibilidad energética, mediante la investigación, el diseño y la utilización de tecnologías que consuman igual o menos energía que la que producen, lo que es fundamental en el caso del desarrollo rural y que, además, no atenten contra los demás elementos del sistema mediante su utilización.
  • La sostenibilidad social, de modo que los modelos de desarrollo y los recursos derivados de ellos beneficien a toda la humanidad por igual, es decir, la equidad.
  • Sostenibilidad cultural, favoreciendo la diversidad y especificidad de las manifestaciones locales, regionales, nacionales e internacionales, sin restringir la cultura a un determinado nivel de actividades, sino incluyendo en ella la mayor variedad de actividades humanas.
  • Sostenibilidad científica, mediante el apoyo irrestricto a la investigación en ciencias puras, así como a la investigación aplicada y tecnológica, sin permitir que la primera se guíe exclusivamente por criterios de rentabilidad inmediata y a corto plazo”.

Ciencias relacionadas con el desarrollo sustentable

Los científicos comprenden ahora mejor las posibles tendencias en esferas como el cambio climático, el aumento de las tasas de consumo de recursos, las tendencias demográficas y la degradación del medio ambiente. Es necesario tener en cuenta los cambios en estas y otras esferas al diseñar las estrategias de desarrollo a largo plazo. Como primer paso para mejorar la base científica de esas estrategias, es necesario comprender mejor la tierra, los océanos, la atmósfera y la acción interconectada de los ciclos del agua, los nutrientes y biogeoquímicos y los flujos de energía que forman parte del sistema terrestre. Esto es esencial para una evaluación más precisa de la capacidad de sustentación del planeta y su capacidad para recuperarse de las numerosas tensiones de las actividades humanas. Las ciencias pueden proporcionar estos conocimientos mediante nuevas investigaciones sobre los procesos ecológicos y mediante la aplicación de los instrumentos modernos y eficaces de que se dispone actualmente, como los dispositivos de teleobservación, los instrumentos de vigilancia electrónica y las capacidades de cálculo y modelización por computadora. Las ciencias desempeñan un papel importante en la vinculación de la importancia básica del planeta Tierra como sistema de apoyo a la vida con estrategias de desarrollo adecuadas basadas en el mantenimiento del planeta en funcionamiento. La ciencia debe seguir desempeñando un papel cada vez más importante en el aumento de la eficiencia del uso de los recursos y en la búsqueda de nuevas prácticas, recursos y opciones de desarrollo. Es necesario que la ciencia reevalúe y promueva constantemente tendencias que requieran menos recursos, entre ellas un menor uso de la energía en la industria, la agricultura y el transporte. Así pues, la ciencia se está convirtiendo cada vez más en un componente indispensable de la búsqueda de posibles formas de lograr el desarrollo sostenible.

Sustentabilidad desde las ciencias 

El desarrollo sostenible requiere perspectivas a más largo plazo, la integración de los efectos locales y regionales de los cambios mundiales en el proceso de desarrollo y la utilización de los mejores conocimientos científicos y tradicionales disponibles. El proceso de desarrollo debe evaluarse constantemente a la luz de los resultados de la investigación científica a fin de asegurar que el uso de los recursos tenga un impacto menor en los sistemas ecológicos. Aun así, el futuro es incierto y habrá sorpresas. Por consiguiente, las políticas de gestión racional del medio ambiente y el desarrollo deben ser científicamente sólidas y prever una serie de opciones para garantizar la flexibilidad de la respuesta. El enfoque basado en el principio de precaución es importante. A menudo hay una falta de comunicación entre los científicos, los encargados de la formulación de políticas y el público en general, cuyos intereses son expresados por organizaciones gubernamentales y no gubernamentales. Se necesita una mejor comunicación entre los científicos, los encargados de la adopción de decisiones y el público en general.

Vídeos de Sustentabilidad científica