Saltar al contenido

Sustentabilidad energética

Sustentabilidad energetica
Sustentabilidad energética
La eficiencia energética y las energías renovables no son actividades aisladas, como se vio hace algunos años. Hoy en día, en el mundo, estos dos conceptos se integran y potencian a través de nuevas tendencias como la electromovilidad, la generación distribuida, la calefacción urbana, la construcción sostenible, el almacenamiento o la cogeneración, por mencionar algunas. Es a esta visión integral a la que aludimos cuando hablamos de sostenibilidad energética. La transición energética de los combustibles fósiles al uso de energía de fuentes con menor o nula emisión de gases de efecto invernadero y de energías renovables es un fenómeno que está transformando nuestras ciudades, nuestro sector productivo y también nuestras costumbres y estilos de vida. Las energías renovables y la eficiencia energética aparecen como las principales oportunidades para enfrentar los desafíos del cambio climático y, por lo tanto, para cumplir con los compromisos mundiales de reducción de emisiones.

Sustentabilidad energética

La eficiencia energética y las energías renovables no son actividades aisladas, como se vio hace algunos años. Hoy en día, en el mundo, estos dos conceptos se integran y potencian a través de nuevas tendencias como la electromovilidad, la generación distribuida, la calefacción urbana, la construcción sostenible, el almacenamiento o la cogeneración, por mencionar algunas. Es a esta visión integral a la que aludimos cuando hablamos de sostenibilidad energética.

La transición energética de los combustibles fósiles al uso de energía de fuentes con menor o nula emisión de gases de efecto invernadero y de energías renovables es un fenómeno que está transformando nuestras ciudades, nuestro sector productivo y también nuestras costumbres y estilos de vida.

Las energías renovables y la eficiencia energética aparecen como las principales oportunidades para enfrentar los desafíos del cambio climático y, por lo tanto, para cumplir con los compromisos mundiales de reducción de emisiones.

Fuentes renovables de energía y desarrollo sustentable

No contaminante

  • La energía solar
    Para obtener este tipo de energía, la radiación del sol se utiliza para generar energía eléctrica o térmica mediante el uso de diferentes tecnologías para aprovecharla en diversos procesos. Algunos de estos inventos tecnológicos utilizados para aprovecharla son los paneles solares y los colectores térmicos, entre otros.
  • La energía eólica
    La energía cinética es aprovechada y transformada en: Energía eléctrica, que puede ser útil para los humanos en su vida diaria. Se transforma en electricidad por medio de turbinas por las que pasa el viento, que están conectadas a un generador que produce electricidad. En energía mecánica para ayudar a la gente a realizar tareas pesadas, como moler granos, mover barcos de vela o incluso extraer agua de pozos.
  • Energía hidráulica
    Es el que se almacena en las corrientes de los ríos y las presas. Se obtiene de la energía cinética y potencial de la corriente de agua o de las mareas: el agua a gran velocidad (ya sea por la corriente o porque está cayendo desde una gran altura) mueve las turbinas que están conectadas a los generadores, que producen electricidad con el movimiento de las turbinas.
  • La energía de las mareas
    Es la energía que obtienes de las mareas de los mares y océanos.
  • La energía geotérmica
    Este tipo de energía se obtiene del calor generado en el interior de la tierra, que se manifiesta en los volcanes y géiseres. El vapor de agua generado por el calor de la tierra pasa a través de una turbina que está conectada a un generador, que produce electricidad con el movimiento de la turbina.
  • La energía nuclear
    Cuando el Hidrógeno, en lugar del Uranio, se utiliza en el proceso de fisión nuclear para generar electricidad se considera renovable.

Contaminantes

  • Biomasa
    La biomasa es la materia orgánica que se origina en procesos biológicos, tanto espontáneos como provocados, que sirve como fuente de energía. Se obtiene quemando materia orgánica como madera, cáscaras de frutas y plantas. La energía se libera porque las plantas a través de la fotosíntesis capturan y almacenan la energía del Sol, por lo que cuando se queman la liberan. Aunque es una fuente de energía sostenible, tiene dos grandes desventajas:

    • La primera es que la cantidad de energía obtenida depende directamente de la cantidad de residuos agrícolas generados, por lo que es probable que se agote en algún momento o que el suministro sea irregular.
    • Como la parte esencial de su proceso es la combustión, el dióxido de carbono (CO2) se libera a la atmósfera. Este es un gas contaminante y un contribuyente significativo al efecto invernadero, al calentamiento global y por consiguiente al cambio climático.
      Si se convierte en un combustible, entonces liberará aún más dióxido de carbono en la atmósfera.
  • Residuos urbanos

También es posible obtener energía de los residuos urbanos. Esta energía sería más contaminante si no se utilizara, ya que el gas natural se utiliza para llevar a cabo su proceso de putrefacción, lo que contribuye a la emisión de dióxido de carbono.

Energía y desarrollo sustentable

La contaminación de nuestro planeta, que ha crecido desproporcionadamente desde el siglo pasado, ha causado que muchos recursos se vuelvan escasos o incluso agotados. Esto no sólo pone en peligro nuestra capacidad de realizar muchas de las actividades que realizamos a diario (como transportarnos en vehículos que funcionan con combustibles fósiles), sino que ha puesto a muchas especies en peligro de extinción y ha erradicado completamente otras.

La inversión en energía sostenible nos permite utilizar recursos renovables o inagotables tanto como queramos sin dañar los ecosistemas o la atmósfera de la manera en que lo hacíamos. Además, tienen el potencial de satisfacer nuestras necesidades energéticas ahora y también en el futuro, a diferencia de las fuentes de energía no renovables que finalmente se agotarán.

La energía sostenible busca producir energía sin comprometer los recursos para las generaciones futuras y sin afectar nuestro medio ambiente. Además, uno de los principales beneficios es que puede llevarse a comunidades donde la red de distribución de electricidad no llega, haciendo que la electricidad sea accesible para estas comunidades, ya sea utilizando energía solar o de otro tipo.

Vídeos de Sustentabilidad energética